ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

LOS PERROS, UN ELEMENTO IMPRESCINDIBLE EN LAS BATIDAS DE CAZA MAYOR

CONSEJOS DE ADECANA PARA SU CUIDADO Y MANEJO

Los perros que se utilizan en las batidas de caza mayor son una parte fundamental para el buen resultado de las mismas y si bien son cuidados a lo largo de todo el año por sus perreros como si fueran de su propia familia, nunca está de más el dar una serie de consejos y pautas que hay que tener con ellos durante las cacerías.

A PRINCIPIO DE TEMPORADA CUIDADO CON EL CALOR Y LA INACTIVIDAD

Un perro de caza es un atleta de alto rendimiento y no puede mantener unas condiciones de máximo esfuerzo durante periodos de tiempo largos, necesitando periodos de reposo para que su organismo se recupere. Este hecho fisiológico de necesitar periodos de reposo entre los periodos de máxima actividades combina muy bien con las temporadas de veda que se pueden utilizar como fase de recuperación del animal. Pero es negativo que durante la veda el perro no haga ningun ejercicio, siendo prudente el sacarlos un par de veces por semana para que corran y hagan ejercicio durante 20-40 minutos.

Parte importante de la etapa de reposo durante la veda, es evitar que el perro aumente de peso. Los perros durante la temporada de caza no deben estar demasiado delgados, ni durante la de reposo demasiado gordos. Recordar que un perro de tamaño medio (20 kg) necesita unas 1800 kcal. por día, lo que viene a ser unos 265 gr de pienso de buena calidad. Todo lo que demos de más, lo invierte en engordar. Es importante que durante la época de caza les demos piensos de alta energía, mientras que en la época de reposo otro de mantenimiento con menos calorías.

Para el entrenamiento de inicio de temporada, conviene comenzar aproximadamente mes y medio antes, dedicándole -por lo menos- tres días por semana en base a ir incrementando progresivamente el tiempo de ejercicio con carreras cada vez más largas.

 

 

QUE NO LES FALTE EL AGUA PARA QUE PUEDAN BEBER

Sobre todo a principio de temporada que hace mucho calor, es muy importante que a los perros no les falte el agua para que puedan recuperar líquidos. La falta de entrenamiento, el agotamiento, el calor y la falta de agua forman un coctel explosivo que puede ocasionar un golpe de calor que puede ser mortal, algo que todos los años ocurre algun caso ya que este tipo de perros, sobre todo los muy perseverantes, como algunos sabuesos y grifones, que guiados por su gran afición intentan seguir hasta la extenuación a los jabalíes.

Por ello, si no hay puntos de agua en la zona de caza, suele ser muy habitual llevar bidones de agua en los remolques, pero es muy interesante que los perreros lleven en su mochila un par de litros de agua, e incluso que en los puestos los tiradores también lleven una botella de agua, ya que si abaten a un jabalí, inmediatamente vienen detrás los perros tras su rastro, y es un buen momento para hidratarlos.

El popularmente denominado golpe calor (hipertermia exógena), se produce cuando los mecanismos naturales de refrigeración (en el caso del perro el jadeo) no son suficientes para bajar la temperatura corporal a valores normales. Un perro debe mantener su temperatura entre 38-39 ºC. Si hace calor, es decir si la temperatura exterior es alta, y sobre todo si hace ejercicio (en el que se genera mucho calor. En esta situación el perro presenta una clara excitación, jadeando intensamente, buscando agua y sombra, y las mucosas cianóticas (azuladas). Si el perro no consigue bajar la temperatura, puede aparecer desorientación, vómitos, diarrea, micción sanguinolenta, coma y muerte.

El golpe de calor es un problema importante que hay que solucionar inmediatamente, ya que es una urgencia de la que depende la vida del animal. El mejor sistema es introducir el perro en agua (que no esté demasiado fría), controlando la temperatura para que no baje de los 39ºC, y mantenerlo en un lugar fresco (una sombra) donde corra el aire.

PROBLEMAS CAUSADOS POR LAS HERIDAS QUE LES CAUSEN LOS JABALÍES

Es frecuente que nuestros perros puedan ser heridos por las colmilladas causadas por grandes machos de jabalí, por lo que se aconseja llevar un botiquín y un desinfectante para las heridas leves, así como vendas y esparadrapo para poder envolver al perro para que pierda la menor sangre posible. Un simple esparadrapo lo largo de todo el pecho no deja entrar suciedad cerrando mejor la herida. En muchas cuadrillas son muy laborados los compañeros que por su profesión saben coser o utilizar grapas para cerrar de forma provisional las heridas ocasionadas.

 

 

EN LOS PUESTOS TENER CORREAS PARA ATAR PERROS

Los perreros no deben ser los únicos que se encarguen de los perros, sino que cazadores de postura también deben colaborar en su recogida con el fin de que no se pasen a otra mancha y protegiéndoles de posibles atropellos, llevando para ello correas que sirvan para ello, como para arrastrar las piezas abatidas, avisando por el talky los perros que se van recogiendo. Si un perro desaparece detrás de la caza más de un día es conveniente denunciar en la policía su desaparición.

COLLARES DE RADIOLOCALIZACION, CAMPANILLAS Y CHALECOS DE PROTECCION

Muy importantes es la utilización de collares de radiolocalización, sobre todo para los perros más punteros, a ser posible de colores fluorescentes con el teléfono del dueño, y de colores diferentes según propietario, con el fin de que en el monte no se confundan con jabalíes y por error se les dispare, siendo muy interesante que lleven campanilla para que por el ruido se sepa que viene un perro, no un jabalí, e incluso chalecos de protección para librarles de las dentelladas.

CRIAR LAS CAMADAS EN PRIMAVERA MEJOR QUE EN INVIERNO

Es muy habitual que los perreros saquen cada año una camada de sus mejores ejemplares, pero no es lo mismo aprovechando los celos de febrero, marzo o abril, que en plena temporada de caza en noviembre y diciembre, ya que las primeras se crían en primavera con el bien tiempo, y a principio de la temporada los cachorros están lo suficientemente desarrollados para poder empezar a sacarlos a cazar, y las segundas tienen a las perras criando en plena temporada y con el frio del invierno.

 

TIENDA SOLIDARIA