ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

VOX ataca a la caza social

Tras conocer el contenido de la Propuesta No de Ley presentada por VOX, la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) ha remitido al resto de grupos del arco parlamentario un documento exponiendo y argumentando el despropósito de dicha propuesta.

El grupo parlamentario VOX pretendía que “Las únicas entidades oficiales de representación de los cazadores españoles como es la Real Federación Española de Caza (RFEC) y sus federaciones autonómicas fueran las encargadas de realizar los trámites oportunos para que el control por daños pudiera acometerse cumpliendo las recomendaciones sanitarias, las normativas autonómicas y siguiendo las restricciones decretadas en el Estado de Alarma”.

Están solamente obligados a obtener la licencia federativa las personas, cazadores o no, que quieran competir en el seno de la federación y representar a islas, provincias, autonomías o incluso a la nación, lo que no significa que estén afiliados a la federación.

Sin embargo, la proposición No de Ley pretende ir mucho más allá, en un momento en que no hay actividad cinegética, ni deportiva y, por tanto, ingresos con los que mantener estructuras administrativas y cargos, sería interesante que todos los cazadores pasaran por la federación como siempre ha aspirado.

 

 

Por otra parte, debe destacarse que la filosofía deportiva basada en entrenar para competir y competir para ganar entra en contradicción con los fundamentos de la legislación cinegética nacional y europea. Cuyo denominador común es el aprovechamiento sostenible de los recursos cinegéticos, es decir, de conservación y ambientales.

La caza y el deporte son competencia de las Comunidades Autónomas, estando reguladas en su artículo 148, en el que “se establecen cuáles son las materias que pueden asumir las Comunidades Autónomas”, y al ser estas dos materias diferentes nuestra Carta Magna las incluye en apartados diferentes, la caza y la pesca en su apartado nº 11, y el deporte en su apartado 19, transfiriéndose al ámbito autonómico a través de consejerías diferentes.

Una vez más el desconocimiento del Sector de la Caza, e incluso de la legislación, por parte de nuestros políticos, se traduce en un ataque a la Caza Social. Esa caza sostenible que es la que practican la mayoría de los cazadores de nuestro país de forma responsable y que con su esfuerzo contribuye no solo a la conservación de nuestro Patrimonio Cinegético sino del resto del Patrimonio Natural.

Es curioso como quien dice ser defensor de la Caza ha menospreciado de esta forma al sector y a su libertad de asociación, quizá fruto de la tendencia heredada de quien una vez fue presidente de los autoproclamados representantes de la caza.

Desde la UNAC esperan que reine la cordura y no prospere dicha PNL pese al anuncio de VOX de rectificación.

 

TIENDA SOLIDARIA