ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

LA ALARMA DE LA PESTE PORCINA AFRICANA PONE AL JABALI EN EL PUNTO DE MIRA

ADECANA EN CONTRA DE LA EXTERMINACION DEL JABALÍ SI LA PESTE PORCINA LLEGARA A ESPAÑA

PRETENSION DE CREAR UN CUERPO DE 200 CAZADORES PARA SU CONTROL Y ERRADICACIÓN

Los cazadores han leído con estupor la noticia de que, tras proponerlo la RFEC, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pretende adjudicar unos cursos para formar a un grupo de 200 cazadores para colaborar en la implementación de medidas de  prevenir la peste porcina africana en caso de que llegara a España, y cuyo proceso de selección correría a cargo de las delegaciones autonómicas que tienen en las diferentes CAA.
Desde ADECANA afirman que “en Navarra no necesitamos un cuerpo de elite para colaborar en este tipo de actuaciones dado que la Comunidad Foral el enfoque de la caza tiene un marcado y tradicional carácter social, ya que las más idóneas para este tipo de actuaciones no es una entidad federativa que solo debe actuar en los aspectos competitivos de la caza, sino las más que experimentadas 200 sociedades de Cazadores de los cotos que hay en Navarra, ya que son las adjudicatarias de sus aprovechamientos cinegéticos, plenas conocedoras de sus terrenos y dotadas de los medios adecuados, y por supuesto mucho más eficaces y seguras que unos cazadores ajenos a sus acotados.”

 

 

EL PROBLEMA DE LA PESTE PORCINA AFRICANA NO ES EL JABALÍ, SINO EL SER HUMANO

Tal como expone la estudiosa de este tema Caroline Waggershauser, la cual se ha basado en investigaciones del Doctor Sven Herzog, docente de ecología de fauna silvestre de la Universidad de Dresde, del Doctor Vet. Rudolf Winkelmayer y diversas investigaciones de expertos de todo el mundo, La culpa del origen y la expansión de la peste porcina africana no es el jabalí, sino que el peligro más serio para la introducción de este virus en los respectivos países es el ser humano. “El origen de la trasmisión de esta enfermedad es que 2007 alguien llevó este agente patógeno consigo a Georgia después de una estancia en África. Desde allí el virus se extendió sobre Rusia, el Báltico hasta Polonia y Chequia, y de Chequia parece que ha pasado a Bélgica a través de las botas de unos militares que habían acudido allí. Por esta razón se requiere sobre todo a los cazadores que viajan por diferentes países, a los que pudieran traer importaciones de jabalíes europeos y a los agricultores, pero también a los turistas tener especial cuidado con el trato de productos y subproductos de origen animal tanto como con carne y trofeos de caza.”
En zonas rurales donde se lleva a cabo todavía las matanzas caseras, el virus lo tiene muy fácil. Ante síntomas de una enfermedad, los granjeros matan rápidamente al cerdo para aprovechar su carne. Pero el virus sigue activo durante muchos meses aunque esté metido en salami o jamón. Un elevado riesgo lo representan los alimentos importados, y así la PPA puede saltar distancias enormes solo por restos cárnicos contaminados. Por contra, los jabalíes afectados que se han puesto en el punto de mira tienen problemas para moverse, se quedan inmóviles y con fiebre alta, suelen morir rápidamente sin poder recorrer grandes distancias. La PPA se propaga muy lentamente de manera natural (de animal a animal y solo por contacto con la sangre), aprox. de 20 a 30 km al año, dado que los animales enfermos apenas son capaces de caminar. Sin embargo, el virus es muy resistente y longevo (también dentro de alimentos) y así es posible que el ser humano lo puede transportar. Y justo esto es el mayor peligro.

 

 

En Alemania ya se está trabajando en una vacuna que puede estar disponible en unos dos o tres años y con la que se puede inmunizar a los jabalíes mediante cebos tratados. Desde luego, si la enfermedad llegara a España el reducir la población de los jabalíes a través de los titulares de sus aprovechamientos cinegéticos  mediante la caza intensiva sería una buena prevención para evitar que la peste se propague, pero la caza no debe de degenerar en un control de una plaga procediendo a intentar exterminar los jabalíes, que son los que menos culpa tiene de la situación que se ha generado.

EL EXCESO DE JABALÍES ES CULPA DE UNA MALA GESTION DE LA ADMINISTRACION.

Tal como está publicado en el Dossier Jabalí (wwwslideshare.net), las poblaciones de jabalíes siguen aumentando en primer lugar porque encuentran condiciones óptimas para su reproducción. Los enormes campos de maíz y colza les ofrecen alimento exuberante y buenos escondites. La causa principal del aumento de jabalíes es la agricultura y la política que subvenciona estos cultivos. Esto está científicamente comprobado que el almidón en el maíz tiene un efecto directo y positivo sobre la fertilidad de la hembra jabalí. El problema jabalinero lo ha creado la Administración con el abandono de la maleza de los montes, y la gestión de su aprovechamiento limitándose a abrir y cerrar su caza cuanto más amplia mejor, desconociendo la biología del jabalí.

 

 

LA UNAC MANTIENE CON EL MINISTERIO UNA AMPLIA COLABORACION PARA LA FORMACION DE LOS CAZADORES

La UNAC respecto a la problemática de la Peste Porcina África (PPA) Ha confeccionado una infografía sobre el riesgo que representa para la fauna silvestre y la ganadería, habiendo acudido a la invitación de asistencia a reunión del MAPA con la DG SANTE por motivo de la PPA y la visita de inspectores europeos el pasado 10 de diciembre de 2018, teniendo varios ingenieros de montes, veterinarios y Biólogos a su disposición y requerimiento dentro de la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria a petición de la misma, y difundiendo el Manual Práctico de Operaciones en el Control de las enfermedades de la Fauna Silvestre y en el Plan nacional de vigilancia sanitaria en fauna silvestre o el Plan de Actuación sobre Tuberculosis en Especies Silvestres.

 

TIENDA SOLIDARIA