ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

EHNE exige soluciones inmediatas ante los daños causados por la fauna

 

EHNE participó en la jornada "El seguro agrario y los daños ocasionados por la fauna silvestre en las producciones agrícolas", celebrada en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Madrid como representante de las organizaciones de productores para dar a conocer la grave problemática que sufren los agricultores de la Ribera de Navarra y Rioja Baja a causa de los daños generados por la fauna silvestre.

Muchas de las parcelas de las localidades bañadas por la margen derecha del Ebro en Navarra y Rioja Baja están sufriendo día a día daños causados por conejos, corzos, jabalís y ciervos. En localidades como Ablitas, Ribaforada o Fontellas los agricultores están perdiendo del 80 al 100% de las parcelas por los daños ocasionados por estas especies. EHNE denuncia la indefensión que sufren estos agricultores al no contar con líneas de seguros que les cubran los daños que se suceden en repetidas ocasiones. "En líneas de seguros de cereal y hortícola los seguros van a estar exentos de cubrir estos daños. Por tanto los agricultores han desistido ya de contratar seguros o dar parte porque nadie les cubre los daños ocasionados", indica Ruben Oses, técnico de EHNE.

Ante esta problemática EHNE recalca la importancia de llegar a acuerdos entre administraciones, cotos de caza y medioambientalistas con el objetivo de poder implantar medidas para controlar la fauna y minimizar los daños que ésta ocasiona en los campos de cultivo. Campos de cereal, herbáceos, maíz cultivos hortícolas, como las crucíferas, o leñosos y frutales son los que más padecen este tipo de daños. El sector agrario solo no puede hacer frente a esta problemática, además no se puede permitir que continúe el abandono y pérdida de parcelas de cultivo, dado que de este modo el problema no desaparece, si no que se traslada a parcelas colindantes.

EHNE además invita a los técnicos del Ministerio y de las administraciones a que se desplacen hasta estas localidades y conozcan in situ, junto con los agricultores de la zona los daños que genera la fauna silvestre, dado que las macro-estadísticas oficiales en la mayoría de los casos no reflejan la problemática real que está padeciendo el sector agrario.