ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

 

MEDIO AMBIENTE OBLIGA A CONTRATAR GUARDA PARA ELIMINAR EL EXCESO DE CONEJOS
EN ÉPOCA DE CAZA UTILIZANDO ESCOPETA Y PERRO.



La modificación de la Ley de Caza de Navarra establece los casos en los que es necesario que los cotos contraten guarda para llevar a cabo una serie de actuaciones, entre las que se encuentra las ejecuciones de las autorizaciones excepcionales de caza, tanto por utilizar métodos extraordinarios contemplados en el artículo 39, como por realizarse fuera de la temporada de caza. Estos métodos son los que están prohibidos y que necesitan autorización para su practica, como son redes y hurones.

Sin embargo, los cazadores se han visto sorprendidos con autorizaciones para cazar por daños conejos en época de caza con escopetas y perros en los que se exige guarderío. Desde ADECANA estimamos que los técnicos del Servicio de Conservación de la Biodiversidad están incumpliendo lo dispuesto en la normativa, obligando a contratar guardas para las autorizaciones que están concediendo para capturar conejos en la época hábil con métodos convencionales como son el tradicional uso de escopeta y perro.

Tal como dispone la Orden de Vedas, el conejo se puede cazar desde el 1 de noviembre hasta finales de enero, pero desde el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, siguiendo criterios de sus técnicos, se está obligando a través de las nuevas renovaciones de los Planes de Ordenación Cinegética (POC) a vedar la caza de esta especie en enero en los cotos cuyo índice kilométrico de abundancia (IKA) no supere el 0,8 en los transeptos nocturnos realizados el pasado verano.  A nuestro entender y el de varios de nuestros socios de cotos de la zona centro, esta decisión si bien es una medida lógica para recuperar el conejo, salvándose con ello muchas conejas que en enero ya están preñadas, no es lógico que no se permita cazarlos en los meses de septiembre y octubre, que es cuando están sanos y técnicamente se debería de hacerlo. Sin embargo, en la época que mas daños causan, cuando comienza a crecer el cereal, como no se han eliminado antes sus excedentes, lógicamente producen daños, y como han prohibido localmente  su caza, exigen la contratación de un guarda amparándose que es una medida excepcional. Es decir, crean un problema donde antes no lo había, complicando la gestión de los acotados con mas papeleos y autorizaciones que bloquean la Administración”.

Año tras año, las sociedades de cazadores de la zona media de Navarra comprueban que llegado el 1 de noviembre, una gran parte de las poblaciones de los conejos de estos cotos de caza han muerto en un alto porcentaje debido a la mixomatosis y la neumonía hemorrágica vírica.

El conejo aguanta perfectamente la sequía estival, pero principalmente se infecta y muere de mixomatosis y hemorragia vírica cuando llegan los meses de septiembre y octubre, que es cuando empiezan las lluvias. En la mayoría de los cotos de la zona media oriental y occidental, no se autoriza la caza estival de conejo como ocurre en otros cotos de la ribera navarra debido a daños en agricultura por superpoblación de conejos. Debido a estas muerte baja su IKA, y en consecuencia la Administración desautoriza su caza antes del 1 de noviembre.

Como informamos en fechas anteriores, desde ADECANA hemos solicitado al Departamento de Medio Ambiente que en la próxima reunión de la Comisión Asesora de Caza se trate y apruebe el ampliar la caza del conejo desde el 1 de septiembre hasta finales de enero, intentando conseguir que con ello su caza se adapte realmente a los periodos que hay que hacerlo.