ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

La Administración reúne a la Comisión Asesora de Caza para explicarle la aplicación de la Reforma de la Ley de Caza y Pesca de Navarra

En esta ocasión, además de los miembros de la Comisión, asisten invitados el Jefe de la Sección del Guarderío de Medio Ambiente y un representante de la Asociación de Guardas de Navarra.

El presidente de la Comisión,  sin entrar a valorar la procedencia de la norma, desglosa uno a uno todos los artículos objeto de la reforma dando la interpretación de la Administración y escuchando los pareceres  y comentarios de los presentes.

El artículo 16 deja abierta la posibilidad de cotos de 1000 Has. Esto provocará a medio plazo el desmembramiento  de algunos cotos actuales.

Respecto de las modificaciones de los artículos 20 y 21 se deja claro que si bien quitan la obligatoriedad de contratar guarda mantiene los deberes de una correcta gestión.

El añadido al artículo 34 refiriéndose a “las sueltas” afecta a las zonas de caza sembrada y de suelta de faisán de los cotos, por lo que  de oficio y con urgencia, de forma general, se tienen que modificar los POC  de los cotos afectados para que se puedan seguir utilizando dichas zonas.

Artículo 51.-
El artículo 51 es el más controvertido y es el que enumera las actuaciones en la que el coto tiene que tener obligatoriamente guarda. Con cada autorización se determinarán las exigencias y condiciones así como la acreditación del guarda a emplear.

a) y b) Se exigirá la acreditación del guarda de Navarra y las fechas de suelta.

c) Rececho de ciervo y corzo. Desde la Comisión se lamenta esta medida que va a suponer un retroceso en la caza social y en la buena gestión del corzo que se estaba, cada vez más,  cazando selectivamente a rececho y va a dejar de hacerse.

d) Este apartado es el de redacción más farragosa que, salvo interpretación posterior de los letrados de Secretaría Técnica, viene a decir que: Será obligatoria la contratación de un guarda para las batidas de jabalí siempre que se prevean con antelación suficiente, mínimo 24 horas, y que el número de cazadores que va a participar sea superior a veinte. En estos casos la presencia del guarda en el coto será obligatoria durante toda la batida a efectos de control de los procedimientos de seguridad necesarios. O dicho de otra manera el guarda sólo será necesario para las batidas de jabalí con mas de 20 cazadores que se hayan planificado con más de 24 horas de antelación, para el resto de las batidas  no es necesario.

e) Controles anuales de población. La Ley es tan clara como absurda ya que para la elaboración del Plan de Ordenación Cinegética, además de contratar a un técnico o biólogo cualificado se tiene que contratar también un guarda que le avale los conteos.
El artículo 89 cataloga de faltas muy graves la colocación venenos y  cebos envenenados y el uso de sustancias tóxicas prohibidas (fitosanitarios) por la legislación vigente y la suelta de especies cinegéticas sin la debida autorización o el incumplimiento de los requisitos de esta.
Al final de la reunión el representante de ADECANA se lamentó que desde la Administración se esté gastando dinero público en formar guardas y no se invierta en formar a los cazadores.