ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

LOS MENORES Y LA CAZA

Vaya por delante que estoy a favor de la formación del colectivo de cazadores. Una vez hecha esta puntualización, tengo que manifestar mi profundo rechazo al sistema para la obtención de la licencia de caza para los nuevos cazadores, no en el fondo, sino en la forma. Una vez más, los hijos de los cazadores riberos y todos aquellos chavales de esta zona de Navarra que han encontrado en la caza la actividad que quieren practicar, sufren un agravio comparativo.Nuestros hijos, cuando quieren obtener la licencia de caza y el correspondiente permiso de armas comienzan por realizar, con suerte, tres desplazamientos a Pamplona: uno obligatorio de formación, el propio del examen y el correspondiente al manejo del arma con la guardia civil, teórico y práctico el mismodía. Si ponemos como punto de partida Tudela, aunque hay muchas poblaciones riberas más alejadas, la media que deben hacer los chavales es de 700 km. El precio oficial es de 0,30 euros por Km. Por si fuera poco todo esto, las fechas de las dos convocatorias que al departamento correspondiente se le ha ocurrido fijar, coinciden con las de los exámenes de fin de curso, mayo y junio.
Como ejemplo podemos poner a La Guardia Civil que realiza las pruebas todos los meses. Por no hablar del sistema francés, en el que la caza verdaderamente es considerada como un derecho. Al otro lado de la frontera, con un ordenador portátil, dos personas recorren hasta las poblaciones más pequeñas, dando además los resultados del examen en el acto.
(...)Si del aspecto económico hablamos, a las tasas de la convocatoria, habría que sumar las del kilometraje, el reconocimiento médico, licencia de caza, la cuota del coto, por cierto duplicada para hacer frente a los daños y ahora, además, asumir, a partir del mes de junio de 2012, el coste de la contratación obligatoria de un guarda. Nos parece que son demasiadas cargas para unas economías tan deterioradas. Porque nuestro colectivo, el de cazadores, no se olviden, es el mismo que también paga sus impuestos y sufre la crisis como el resto.Nos parece que cada vez se piensa menos en los administrados, y esto no es una buena señal. Muchos temas administrativos deberían resolverse utilizando un pensamiento lógico. Para vigilar un examen tipo test, no hace falta especialistas y seguro que cualquiera de los funcionarios que desarrollan su actividad laboral en la Ribera están suficientemente preparados y se les podría encomendar, durante dos horas a estas tareas. Encontrar un local adecuado no sería ningún problema y siempre es más fácil y menos costoso desplazar a dos o a cuatro personas que a cuarenta. Además serviría para que se dieran cuenta de una vez por todas que hay la misma distancia entre Tudela y Pamplona que de Pamplona a Tudela,¿ono?

JOSÉ MARI AGRAMONTE AGUIRRE
vicepresidente de ADECANA

Esta carta ha sido publicada por el Diario de Navarra en su sección Cartas de los lectores con fecha Miércoles, 2 de noviembre de 2011.
Os dejamos el pdf con la noticia