ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

 

La pesca es un derecho

Siento profundamente tener que pronunciarme de este modo, pero las perspectivas en cuanto a la nueva orden de vedas de la pesca en Navarra me lo exigen. Ni en el peor de mis sueños imaginé que un representante público fuera capaz de obrar con tanta torpeza, desconocimiento y falta de consideración, con un colectivo de más de 20.000 personas en nuestra comunidad. Vedar una provincia durante tres años y abrirla después a la pesca, limitando a entre 1 y 3, los permisos por pescador año, no es gestionar la pesca, es gestionar la no pesca. Queremos pescar, y si el departamento de Medio Ambiente considera que no es posible extraer una cantidad suficiente de peces para hacerlo de forma asidua, déjenos pescar sin muerte. Los ingleses inventaron la pesca sin muerte hace más de un siglo, su implantación en los tramos trucheros de Europa como sistema de gestión piscícola, ronda el 40% en aguas de gestión privada y el 25% en aguas de gestión pública. Las mejores explotaciones turísticas del mundo en materia de pesca recreativa plantean la pesca sin muerte en proporciones masivas. Países mucho menos desarrollados que el nuestro, que valoran la presencia de salmónidos en sus aguas como un recurso turístico y un valor medioambiental, le aventajan con creces a la hora de implantar tramos no extractivos en sus aguas. Siempre he creído que una buena gestión piscícola pasa por atender a todos los colectivos, piensen de una u otra manera; habilitando más o menos tramos extractivos de trucha autóctona o repoblada, habilitando zonas sin muerte para ampliar la oferta deportiva preservando las poblaciones piscícolas, son muchas las fórmulas, pero señora mía; no pescar no es gestionar, es quitarse el muerto de encima. Navarra no tiene ni más ni menos truchas que el resto de provincias españolas y sin embargo nadie, nunca, tomó medidas tan absurdas como las que está a punto de tomar. Con la nueva orden de vedas, la provincia más restrictiva de España, se convierte en la que menos tramos sin muerte contiene, absurdo. Por favor, reconsideren su actual postura y escuchen a demasiada gente que quiere acudir al río a relajarse, con sus hijos, con sus padres; escuchen también a otros muchos como yo que consideramos la pesca como un deporte en primer lugar y como un derecho siempre.

JOSETXO MARTÍNEZ, deportista navarro de Alta Competición de Pesca
Diario de Navarra  26-01-2011