ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

El Gobierno de Navarra pretende volver a instaurar la pesca recreativa en 2011 con un método de gestión sostenible.

 

Dicho método de gestión sostenible solo asume la pesca extractiva como modelo de gestión. Y de acuerdo a dicha premisa y con el recuento de poblaciones de 2010 sale una carga determinada por subcuenca que es lo máximo que estiman que el río pueda soportar.

Así en base a ello y con un cupo por pescador y día de 3 truchas de entre 23 y 35 cm, se van a distribuir un máximo de 28000 permisos gratuitos de pesca (por Internet y teléfono). Se podrá pescar entre el 1 de mayo y el 30 de junio todos los días de la semana excepto los martes no festivos (52 días hábiles, 17 sábados, domingos y festivos y 35 laborables). Los permisos estarán subdivididos en 7 subcuencas (la subcuenca de los ríos Esca y Salazar se mantendrá vedada) con lo cual abra permisos para 6 subcuencas de la siguiente manera:

  1. Subcuenca Baztán-Bidasoa: 9724 permisos (241 en festivos y 161 en laborables).
  2. Subcuenca Urumea-Leitzaran-Araxes: 4680 permisos (77 en festivos y 116 en laborables).
  3. Subcuenca Ega-Urederra: 2046 permisos (34 en festivos y 51 en laborables).
  4. Subcuenca Arakil-Larraun: 2358 permisos (39 en festivos y 58 en laborables).
  5. Subcuenca Arga-Ultzama: 916 permisos (15 en festivos y 23 en laborables).
  6. Subcuenca Irati, Urrobi-Erro: 6864 permisos (113 en festivos y 170 en laborables).
  7. Subcuenca Esca-Salazar: 0 permisos (0 en festivos y 0 en laborables).

Un 20% de los permisos estarán reservados a pescadores ribereños. Los números de licencias de pesca en Navarra durante los tres años de veda son los siguientes:
23000 licencias de pesca de las cuales 3000 corresponden a pescadores ribereños.

De acuerdo a estos números y con el asumible aumento del numero de licencias al abrirse la temporada de pesca habida cuenta que hay muchas truchas y son bastante grandes después de 3 años de veda, corresponderá a 1 permiso de pesca por temporada a los pescadores y a lo sumo 2 permisos si el pescador es ribereño, algo en lo que no estamos de acuerdo tampoco.

En cuanto a la pesca en régimen sin muerte, la normativa que pretende aprobar el Gobierno de Navarra la desprecia como modelo de gestión. De los 2730 Km. de aguas trucheras en Navarra, solo 21.4 Km. (el 0.8%) estará dedicado a la pesca sin muerte, el 69% estará dedicado a la pesca extractiva y el 30% permanecerá vedado. La pesca sin muerte además entra en el mismo bombo que el resto, no hay permisos diferenciados, solo habrá 21.4 Km. en los que se podrá pescar y no se podrán matar las truchas. No solo eso, en las subcuencas del Baztán-Bidasoa y Urumea-Leitzaran-Araxes, las cuales entre las dos tienen un 50% de los permisos disponibles porque obviamente es en ellas donde hay mas truchas y son mas grandes, no tienen ni un solo Km. de tramo en régimen sin muerte.

La culpable de que sólo exista la pesca extractiva en este modelo es la Consejera de Medio Ambiente, la cual no quiere problemas con sus vecinos (es de Baztán y vive en Baztán). De hecho los dos técnicos de medio ambiente relacionados con la gestión de la pesca ya no están en su cargo, Salvador del Pino se ha movido de sección y Manolo Lamuela se jubiló ayer anticipadamente porque estaba hasta las narices de todo esto.

Total, la Consejera va a firmar en las dos próximas semanas la orden de vedas tal y como os la cuento.

Jorge Teniente
CL de Navarra